“MUJERCITAS” LLEGA A LA SALA HORST MATTHAI

“La idea es que proyectaran, en la materia de Desarrollo Humano y Transculturalidad, todas las etapas por las que transita el ser humano. En la obra pudimos ver cómo van creciendo las mujercitas como tal, cómo se desenvuelven y nuevamente dan comienzo a la vida” relató la Mtra. Sabrina Martínez.


El pasado lunes 30 de mayo, en punto de las 4:30 de la tarde, los estudiantes del grupo 523 de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación dirigieron, actuaron, participaron y adaptaron a obra de teatro el libro “Mujercitas” escrito en 1868 por la novelista estadounidense Louisa May Alcott.

La sala audiovisual Horst Matthai, adornada de utilería y cambios de escenario respectivos a cada momento de la trama, albergó en su recinto a familiares y amigos entusiasmados del grupo 523, así como a personas con un gran interés en conocer la fuente de los sonoros "Primera llamada, segunda llamada, tercera llamada".

Dicha obra se centró en las experiencias de vida, tanto aquellas que sacaban sonrisas como en las que no quedaba más que derramar lágrimas, de las hermanas March a través de los años.

Seguimos a Margaret "Meg", la hermana mayor que cuidaba de su familia en ausencia de su padre peleando en la guerra; Josephine "Jo", joven vivaz y fiel amante de la literatura; Elizabeth "Beth", quien padeció una enfermedad sin cura; y Amy, la más pequeña de todas, perspicaz y eternamente enamorada de su vecino Laurie.

Entramos a la casa de los March mediante la mirada de Jo, nuestra protagonista, que permaneció durante la mayor parte de los actos cerca de sus hermanas. Mientras que ellas, una a una, se iban separando del hogar que las vio nacer; por diversos motivos que iban desde casarse con el hombre que amaba como Meg, por ir a vivir con su tía lejos de casa, tal cual hizo Amy y por la inevitabilidad trágica del padecimiento de Beth.

Sin embargo, el mayor sueño de Jo siempre fue escribir, tener una de sus novelas publicadas en una editorial, que pese a las adversidades que se encontró en circunstancias externas a ella, así como internas, finalmente, al terminar la obra, pudo cumplirlo.

"Y lo que pienso es que me gustó mucho este trabajo, nos desafió a cada uno de los alumnos a hacer cosas que nunca habíamos hecho [...] lo hicimos para hacer sentir orgullosos a nosotros mismos y a la maestra" compartió el estudiante de Comunicación, Gabriel Rivera García, al concluir la obra.

El público se puso de pie para aplaudir fuertemente cuando se enunció el último diálogo, con una oleada de emoción recorriendo cada uno de los rostros de los actores al hacer reverencia. No cabe duda alguna, aprobaron la materia.

Fotografía por Brandon Martínez

237 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo