TIJUANA, UNA CIUDAD MIGRANTE: LOS RETOS DEL PERIODISMO EN LA FRONTERA

Los periodistas Manuel Ayala y Gabriela M. Córdova, junto al activista Salvador Menchaca, abren un foro donde plantean el papel del periodismo ante la criminalización de las comunidades migratorias.


El día 10 de octubre del 2022 en la Sala David Piñera, dentro del marco del mes de las Humanidades y Ciencias Sociales, se llevó a cabo el foro “Los retos del periodismo en la frontera: Inseguridad y migración” en punto de las 12 horas, donde los periodistas Manuel Ayala y Gabriela M. Córdova, junto al activista Salvador Menchaca, plantearon el papel del periodismo ante la criminalización de las comunidades migratorias.

El foro comenzó con la periodista Gabriela haciendo mención de la adaptación que busca el periodismo a las redes sociales, al ser ese el medio donde la mayoría de personas se enteran de las noticias. Esto ha fomentado una verificación de fuentes de información, ya que muchas veces la información no pasa por un filtro y que los mismos datos sufren una tergiversación.

Continuó mencionando que es importante sumergirse en las historias para darle humanidad y darnos cuenta de los privilegios que tenemos, para así apoyar a las comunidades que lo necesitan, afirmando que “El discurso sobre cómo se narra un discurso cuenta muchísimo”.

Continuando con el hilo del foro, el activista Salvador añadió que todos somos blanco de la delincuencia en Tijuana, sobre todo las personas que vienen de otros estados, buscando una mejor vida. Hizo hincapié en el sensibilizar y hacer consciencia para impactar y motivar a centros para apoyar a las comunidades y no criminalizarlos por el simple hecho de venir sin documentos.

Manuel Ayala continuó, mencionando el desplazamiento forzado que obliga a las personas a salir de sus estados por situaciones de violencia, tales como secuestros u homicidios, enfrentándose a la criminalización que manejan las autoridades, sin medir el doble impacto que tienen las personas al llegar a una ciudad y toparse con condiciones que les impiden adaptarse de forma adecuada.

A modo de conclusión, se invitó a la comunidad a entender los flujos migratorios derivados de otras problemáticas que se han minimizado, resaltando los contextos y destacando las historias de aquellos menores de edad que de pronto deben cambiar su estilo de vida. Se exhortó a atender comunidades migrantes de acuerdo a sus necesidades y ver desde lo periodístico el contexto y ayudar, finalizando con un enunciando que afirmaba que “el mismo periodismo minimiza esos temas”.

Fotografías por Paulina Arcila


40 visualizaciones0 comentarios